sábado, diciembre 26, 2009

Brevísimo ránking de horror del 2009

Llega nuevamente ese ansiado momento del año en el que mirar atrás se hace obligatorio para ofrecer aquí nuestro ya acostumbrado podio con lo mejor del año en cuanto a cine de terror estrenado en la cartelera comercial española. Este año la elección la he tenido bastante difícil, en primer lugar porque me he visto obligado en cierta forma a reconsiderar mi postura ante alguna de las películas que vamos a mencionar hoy, y en segundo lugar (y esto sí que duele) porque nuestro listado de estrenos está incompleto: este año, por motivos geográficos y de distribución, me he perdido tres estrenos españoles a los que tenía muchas ganas y que, sospecho, hubiesen sido contendores de este trío de películas que destacamos hoy. Esos estrenos fueron No-Do, de Elio Quiroga, REC 2, de Jaume Balagueró y Paco Plaza, y The Box, de Richard Kelly. Prometo intentar verlas lo antes posible, así que consideren este podio de hoy como provisional. Dicho esto, pongámonos manos a la obra.
POSICIÓN No. 3
Si bien en un principio no me convenció mucho, la verdad es que Drag Me to Hell (reseña aquí) ha terminado por convertirse en una de las cintas de terror más sinceras de un año dado por lo general a reinvenciones. Puede que no sea el regreso de Sam Raimi al estilo que lo hizo grande como director, pero sí que es el regreso de un estilo de cine de terror que muchos creíamos ya perdido, además de un tributo más que evidente hacia la variante pulp de dicho género que tiene sus bases en fábulas moralistas muy básicas de las cuales sigue siendo Cuentos de la cripta el principal exponente. Aunque el horror y la comedia no están tan bien equilibrados como en otras películas similares, Drag Me to Hell es una de esas que mejora con visionados posteriores.
POSICIÓN No. 2
En la segunda posición de este podio encontramos el último trabajo del siempre controversial pero también siempre interesante Lars Von Trier. Cosa habitual en su filmografía, Anticristo (reseña aquí) ha dividido al público y a la crítica en posiciones irreconciliables. Desde aquí alabamos sin pestañear una de las películas más emocionalmente brutales de los últimos años, y una que, al mismo tiempo, lleva el cine de su director lejos del estilo feísta que caracterizaba gran parte de su obra. Mención especial para la protagonista Charlotte Gainsbourg, convertida aquí en un monstruo tanto en su personaje como en calidad de actriz. La polémica acerca de su discurso presuntamente misógino habremos de dejarla para otra ocasión ya que no sería correcto emplearlo como argumento contra las virtudes de una película imperdible ante la cual no se puede sentir indiferencia.
POSICIÓN No. 1
Y bueno, esto estaba cantado desde el principio. Aquellos con memoria recordarán que Déjame entrar (reseña aquí), película sueca de vampiros originalmente estrenada en su país durante el 2008, llegó a España con un ligero retraso (nada menos que el pasado mes de abril, toma ya). Hablar de lo que hace interesante y única a esta película sería redundante; mejor pasaros por la reseña correspondiente. En caso de que estéis entre los pocos que no la hayan visto ya y que por lo tanto no hayáis tenido contacto con una de las historias de amor más perturbadoras pero a la vez más hermosas de los últimos años, estáis tardando ya bastante. Hacedlo sobre todo antes de que el inevitable remake americano, ante el cual ya no sé que esperar, haga su llegada a las carteleras.

MENCIÓN ESPECIAL
Déjame entrar ha sido también la película seleccionada por los lectores de Horas de oscuridad como lo mejor que nos ha dado este año, cosa que no sorprende debido al enorme concenso que hay en cuanto a las virtudes de la cinta de Thomas Alfredson. Ha sido, de hecho, la única capaz de imponerse al regreso de Sam Raimi. Otra razón más para que aquellos que no la hayan visto solucionen dicha carencia cuanto antes. Por cierto, creo que me he quedado un poco corto al seleccionar las opciones para votar en dicha encuesta, así que el año que viene quizás haya que ser un tanto más generosos.



Este ha sido finalmente el podio con las que considero, personalmente, las tres mejores del año. También en el 2009 hemos tenido otros estrenos destacables como La huérfana, Zombieland, o el gran éxito taquillero del año, Paranormal Activity. Aparte hemos tenido algunas películas vapuleadas que creo se merecían un mejor trato, como es el caso de Destino final 4 o incluso Jennifer's Body. Tristemente, el 2009 también trajo excelentes películas que por desgracia no encontraron distribución comercial en España, como Thirst o Halloween 2 de Rob Zombie.
Ahora, ya para terminar, anuncio que, a diferencia de entregas anteriores de este podio, este no será el último post del año. En pocos días cerraremos el 2009 con una lista de lo que aquí en Horas de oscuridad consideramos lo más destacable del género de horror en la primera década del siglo XXI. Estar pendientes, porque espero que ese día los aportes y comentarios que podáis añadir a la lista ayuden a componer una guía considerable para esta década que (ahora sí) llega a su fin.

5 comentarios:

Ibán dijo...

Me encanta la idea de que Antichrist haya acabado por ser considerada cinta de terror y comparta lista con drag me to hell -después de todo Posesión Infernal está en el adn de la cinta de Lars Von Trier-

en este blog analizan la película del danés como si fuera cine de serie z


http://viviendodosveces.blogspot.com/

Mr. Kennedy dijo...

Y Paranormal Activity? como fan de las películas de terror (aunque nunca tan conocedor como tú, pero sí un poquito) tengo que decir que es una maldita delicia.

En mi top 3 concuerdo casi exactamente contigo, solo cambiaría Drag me to Hell por la antes mencionada =D

Lat den ratte komma in es hermosa.

Davo Valdés dijo...

Sin duda alguna (y aunque no sea exactamente de este año) La película que más recordaré y se ha quedado en mi memoria para siempre y también he votado por ella es Let the right one in.
UNA JOYA!

Sam_Loomis dijo...

No he visto "AntiChrist", no he tenido el humor para hacerlo. Pero coincido muchísimo con "Déjame Entrar" y "Drag Me to Hell", una es una obra maestra en general, y el regreso al horror ramplón de Sam Raimi es una delicia.

"Zombieland" me pareció genial también, y "The Final Destination" no tanto. "Paranormal Activity" no me pareció una tomada de pelo tal como "Blair Witch..." pero no era para tanto, en mi opinión.

¡Saludos y venga el 2010!

Caos dijo...

Gracias por el ranking, vi drag me to hell y es sobrecogedora, espeluznante, ¿has oido eso?
Merecedora de nombrarla