domingo, mayo 05, 2013

Reseña: Mamá (2013)

Uno de los estrenos principales del horror comercial de este año, la co-producción española Mamá (2013) tiene el problema que (para mí al menos) suelen hacer frustrantes casi todas las películas de terror producidas por Guillermo del Toro, y es que al final nunca terminan de ser totalmente películas de terror. Al igual que como ocurre en otras de sus producciones como El orfanato (2007) o Splice (2009), o incluso en aquellas que él mismo ha dirigido como Cronos (1993) o El espinazo del Diablo (2000), en Mamá hay un claro elemento de fantasía oscura y toque de cuento de hadas que la aleja de los preceptos del cine de miedo. Lo bueno es que dicha tendencia la ayuda a tener su propio imaginario y a conseguir interesantes logros estéticos, pero esto mismo puede terminar alejando a aquellos que, como yo por desgracia, buscan algo más dado al horror sobrenatural y que ya se prometía en el trailer.

Por supuesto, es sabido por todos que esta película está basada en un cortometraje de terror que el propio director y guionista Andrés Muschietti realizó hace unos años. El atractivo del corto original es principalmente estético y de ambientación, por lo que es de esperarse que el argumento de la película no tenga realmente mucho que ver, y se vaya más bien por los lados de un hombre que tras cinco años de frenética búsqueda encuentra a sus sobrinas en una cabaña abandonada en el bosque. Las niñas, reducidas a poco más que animales en el tiempo que han estado apartadas de la civilización, se van a vivir con su tío a una casa de acogida y poco tardamos en descubrir que han traído consigo a "Mamá", un ente sobrenatural que al parecer es quien cuidaba de ellas en el bosque. La naturaleza de este ente y la forma de deshacerse de él es de lo que en el fondo va la película.

Como ya decíamos antes, el tono de cuento de hadas infantil está muy bien conseguido, y de hecho la película comienza de forma inmejorable, con grandes aciertos estéticos y dos de los críos más inquietantes que he visto en mucho tiempo (mención especial para la más pequeña de las niñas y la forma cómo se resuelve el hecho de no haber aprendido a caminar correctamente). En este sentido es de agradecer que el argumento, a diferencia de la mayor parte de este tipo de cine, no se centre en la figura paterna sino en el drama personal de la novia del prota (una Jessica Chastain que sale muy guapa aquí, debo decir) que se ve obligada a cuidar de las crías debido a la ausencia del personaje del tío en gran parte del metraje. De hecho se podría decir que es ella la que acaba cobrando el papel protagónico y la que termina en cierta forma de impulsar adelante la inevitable trama de investigación que suele surgir en una historia de estas características. Todo este trozo inicial está muy bien hecho, con algunos sustos muy buenos cuanto más sutiles, y con algunas instancias de terror que hacen pasar por alto varios de los lugares comunes que suelen poblar estas producciones.

Lo malo es que precisamente a medida que avanza, la película va dejando atrás esa sutileza que tan bien funcionaba. Es así como del ambiente malsano dado por la amenaza no vista de la "madre" pasamos a la presencia cada vez mayor de un monstruo realizado por ordenador que va perdiendo su carácter grotesco para convertirse en una caricatura a medida que lo van mostrando cada vez más. Esto es lo que termina por empujar la película de lleno en el terreno de la fantasía hasta llegar a un clímax final que hará tirar la toalla a aquellos que busquen una película de terror. A pesar de que me parecen interesantes algunos de los innegables logros de Muschietti en esta cinta, la pérdida del componente de miedo y el apresurado y atropellado desenlace destruyen gran parte de su propuesta inicial. Pero sobre todo decepciona el hecho de que con todo y su atrevimiento estético, Mamá termine rindiéndose a una convencional historia de fantasmas vengativos a la que únicamente se ha añadido el twist de cuento de hadas típico por otra parte de su productor Guillermo del Toro. A pesar de eso, es una película curiosa, pero poco más.

4 comentarios:

Sir Laguna dijo...

A mi me estaba gustando muchísimo hasta el final, la verdad. Ese final me la dañó.

German Herrera dijo...

Yo estaba esperando que la Chastain se conectara con sus instintos maternales en el transcurso de la peli y un final más tipo Ripley contra la Reina Alien pero resulta que el unico personaje que se desarrolla durante la peli es el monstruo y su historia es bien trillada.

Tiene buenos momentos sin duda y debe haber sido un ejercicio interesante para el dpto de creacion de criaturas y efectos pero esta vaina de los monstruos incomprendidos que no son monstruos en verdad (pero sí) de Del Toro ya me está jartando un poco.

Anónimo dijo...

Estimado, es que justamente la gente critica esta película porque se dejó llevar por el corto, que era de terror puro. Si ves "Mama" como un drama con tintes terroríficos y hasta psicoanalíticos, pues se hace muy agradable.
Y son esos pequeños tintes de terror que están muy bien llevados, y lo más interesante es que son los momentos donde no vemos al espectro materno (que por cierto, me sorprende que Del Toro no haya tenido el tino suficiente para mejorar tal imagen. Nefasta). Que es terror cliché. Sí, ¿y? Ese terror cliché es que, al menos a mí, atrae a este género. Prefiero que nos sigan contando las cosas como nos la contaron antes a los simbolismos exagerados y encriptados.
Por cierto, ¿que fue del perro que desaparece sin más a mitad de la película?

VPC

Itsuki001 dijo...

El perro verdad, que le paso? XD
Lamentablemente el final es muy malo, prefiero a alguien maquillado como fantasma que hecho por computadora